Ensalada de hinojos y naranja

Las naranjas en ensalada no son algo totalmente desconocido en España, de hecho el remojón -naranjas y bacalao esencialmente- es algo muy común en Andalucía (aquí la receta de Ana en Cocinando entre Olivos).

Esta ensalada de hinojo y naranja es tradicional en Sicilia en invierno, que es la temporada de ambos ingredientes.

El hinojo

El hinojo es una verdura muy común en la mesa de invierno italiana. Normalmente se toma sencillamente en ensalada, cortado en rodajas y aliñado con aceite de oliva, vinagre y sal, pero también se puede tomar cocido (no es mi forma preferida) o al horno, escaldados, con bechamel.

El hinojo es muy agradable a mordiscos, mucho mejor que una zanahoria y sin los hilillos del apio. Al igual que este último, me resulta que en España os parece de sabor muy fuerte… para mi es suave, fresco y podría comerme un par cada día!

Hasta hace poco me era difícil encontrar hinojos en la frutería, y a menudo estaba en condiciones pésima y a precios astronómicos. Últimamente en Santiago hay hinojos a precio asequible (aunque nunca a precio italiano, 1€/kg, y no siempre tan frescos como me gustarían) así que puedo hacer esta receta más a menudo.

La ensalada de naranjas e hinojos de la Osteria degli Antichi Sapori Perduti de Módica

Los acompañamientos

La ensalada base consiste en hinojo, naranja y algo tipo cebolla joven o puerro, pero se admiten algunos ingredientes más, al gusto. Es decir: si tienes sólo naranja e hinojo ya tienes algo muy rico, pero es posible que encuentres pequeñas variaciones en distintas recetas. Los acompañamientos más tradicionales son aceitunas negras y anchoas en aceite.

Las aceitunas negras suelen ser muy sabrosas – NO son esas pelotillas de plástico que llaman cacereñas. Si las encontráis, las de Aragón están bien; si encontráis aceitunas asadas (en mi cabeza son típicas de Marruecos pero es posible que me equivoque) genial. Unas Kalamata aunque un pelín demasiado fuertes de sabor comparadas con las italianas van bien, ya que son deliciosas. En una cadena de supermercados que empieza por Mer- y acaba por -cadona ahora llevan unas portuguesas que están bastante guay. En fin, si ponéis aceitunas, que estén ricas y bien sabrosas, si no mejor dejarlas fuera.

Las anchoas, pocas y en trozos, sirven al igual que las aceitunas para dar contrastes de sabor y sal.

El aliño es sencillo -no creo que en la cocina italiana se aliñe nunca con otra cosa que no sea aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino (yo prefiero el tinto) y sal. Un buen aceite de oliva virgen extra es importante, aquí como en cualquier ensalada. Más suaves o más sabroso, eso ya es cuestión de gustos.

Pelar las naranjas al vivo. Si eres un poco vaga como yo pela sólo la parte externa y luego corta en rodajas. Si quieres hacer la ensalada realmente especial, saca los gajos de uno en uno y córtalos en dos o tres trozos.
Del hinojo se descartan las ramas verdes (puedes usarlas en un caldo!), la parte de abajo, luego se corta a la mitad y queriendo en cuartos. Una limpieza rápida bajo el agua y se corta, en laminas finas o en tropezones.
Un poco de pimienta negra tampoco le queda mal.

Insalata di arance e finocchi (Ensalada de hinojos y naranja)

  • hinojos frescos
  • naranjas
  • puerro o cebolleta tierna
  • aceitunas negras tipo Aragón o marroquíes (opcionales)
  • filetes de anchoa en aceite (opcionales)
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de vino
  • sal
  • pimienta negra recién molida
  1. Pelar las naranjas al vivo, eliminando la piel blanca. Se puede cortar así en rodajas o, separando los gajos de uno en uno, en bocados. Es más gustoso en bocados, es más rápido en rodajas.
  2. Limpiar los hinojos: cortar los extremos de las ramas, cortar el bulbo en cuartos y lavar bien bajo el agua fría. Cortar en rodajas.
  3. Limpiar los puerros y cortarlos en rodajas finas.
  4. Mezclar todos los ingredientes en una ensaladera y aliñar con aceite de oliva, poco vinagre, sal y pimienta negra al gusto.


1 pensamiento sobre “Ensalada de hinojos y naranja”

Deja un comentario