Granita di caffè – granizado de café

Calor, café, café con hielo – el siguiente paso es un granizado de café. Se puede hacer granita sin tener un aparato específico -a cambio hay que tener un poco de paciencia, nada más.

No sale perfecta como en Sicilia, pero si volar a Palermo no es una opción da el pego. Y con un bollo suizo al lado puedes pensar que estás desayunando en Catania… casi.

Granita di caffè (Granizado de café)

material necesario:

  • una cafetera (moka o espresso)
  • una fuente ancha que quepa en el congelador
  • un congelador
  • una batidora (opcional pero útil)

ingredientes:

  • 250 ml de café
  • 250 g de azúcar
  • nata para montar

preparación:

  1. Preparar el jarabe: en un cazo mezclar 500 ml de agua y 250 g de azúcar. Poner al fuego hasta que el azúcar esté del todo disuelto y el líquido quede transparente.
  2. Preparar el café. Una moka de 6 da apróximadamente 250 ml de café.
  3. Dejar enfriar el café, y el jarabe.
  4. Mezclar el café y el jarabe, ya fríos (o al menos templados) en una fuente lo más amplia posible (que quepa en el congelador y que podáis sacar y meter fácilmente). Meter en el congelador y esperar media hora.
  5. Sacar la bandeja del congelador y mezclar, con varilla o con un tenedor. Volver a guardar en el congelador y repetir la operación cada media hora. Los cristales se harán haciendo más grandes, y cada vez los volveremos a romper.
  6. Cuando esté del todo helado, le damos un último meneo -en este caos nos puede servir la batidora, para triturar al último momento antes de servir. Se acompaña con abundante nata montada -para mi sin azúcar mejor, porque el granizado de café ya es muy dulce. ¡Buon appetito!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *