Go Back
+ servings
risotto al limone 01

Risotto al limone (Risotto al limón)

Imprimir Receta compartir Guardar la receta
0 de 0 votos
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 18 minutos
Tiempo total: 23 minutos
Plato: Arroz, Risotto
Cocina: Italiana
palabras clave: Arborio, arroz, Carnaroli, limón
Raciones: 4

Ingredientes

  • aceite de oliva virgen extra
  • 320 g arroz para risotto (Arborio o Carnaroli)
  • 100 ml vino blanco (opcional)
  • 1200 ml caldo de pollo
  • 80 g Parmigiano reggiano o Grana Padano rallado
  • 20 g mantequilla
  • 2 limones

para el caldo de pollo

  • 1 pollo entero
  • 2 puerros el verde
  • 2 zanahorias
  • sal

Elaboración paso a paso

  • Si se prepara el caldo en casa: en una olla poner el pollo en trozos (también pueden ser cuartos traseros, alitas, o carcasas. Yo uso un pollo entero para luego usar la carne cocida para otras recetas), el verde del puerro cortado, la zanahoria en trozos. Cubrir de agua fría hasta 3 dedos más y poner al fuego. Dejar cocer una hora o hasta que nos parezca que tiene el punto correcto.
  • Antes de empezar:
    Cortar la mantequilla en dados pequeños y reservar en la nevera.
    Rallar el queso curado.
    Poner a calentar el caldo en un cazo.
  • En una sartén honda poner un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y calentar a fuego medio-alto. Cuando el aceite estará caliente añadir el arroz y remover para que los granos se cubran bien. El arroz irá cambiando de aspecto, los granos se irán poniendo blancos opacos. Queremos que el arroz llegue a estar muy caliente, pero no debe tostarse.
    risotto al limone 00
  • Si se usa el vino, este es el momento de añadirlo. Bajar el fuego y remover rápidamente hasta que esté todo absorbido -este paso será muy rápido.
  • Si no se usa el vino, añadir el caldo (dos cazos), bajando el fuego y removiendo rápidamente: el arroz absorberá muy rápidamente este primer caldo. Si se había usado el vino, se empieza a añadir el caldo una vez que éste haya sido absorbido.
    risotto al limone 02
  • Cocinar el risotto añadiendo caldo cuando el arroz lo vaya pidiendo. No es necesario remover constantemente el risotto pero sí hay que controlar a menudo la situación caldo: si al pasar la cuchara vemos que hay mucho caldo y el arroz se vuelve a cerrar después de pasar, está bien. Si la cuchara va dejando rastro, entonces es hora de añadir caldo.
    Añadir el caldo justo para que casi ni cubra el risotto. Probar el punto del hacia el final y añadir si hiciera falta.
  • Hacia el final de la cocción hay que tener cuidado de no añadir demasiado caldo -porque luego habrá que esperar a que se absorba todo y es posible que se nos pase el arroz. Está bien recordar también que el arroz seguirá cociendo al apagar el fuego y mezclando los otros ingredientes, así que está bien tenerlo un poco corto de cocción.
  • Cuando el risotto esté al dente, apagar el fuego y añadir la piel rallada del limón, el zumo de medio limón, la mantequilla que habíamos reservado en la nevera y el queso rallado. Mezclar con alegría -este paso en Italia se llama mantecare- probar si hace falta añadir un poco más de limón y servir.
    risotto al limone 01
¿Te ha gustado?¡Conviértete en mi Patreon para ver mucho más!