Go Back
+ servings

Sarde gratinate (Sardinas gratinadas)

Imprimir Receta compartir Guardar la receta
5 de 1 voto
Plato: pescado
Cocina: Italiana, Sicilia
Raciones: 8 personas

material

  • horno

Ingredientes

  • 2 kg sardinas
  • 200 g pan rallado
  • 100 g Parmigiano reggiano o Grana Padano
  • 1 manojo perejil
  • 2 cucharadas alcaparras en sal
  • 4 dientes ajo
  • 1 limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra

Elaboración paso a paso

  • Si no tenemos una pescadera enrollada, nos tocará limpiar las sardinas en casa. Con paciencia y buena música de fondo, cortar cola y aletas, quitar las escamas, luego quitar la cabeza, las tripas y por último la espina, dejando las sardinas abiertas a libro.
  • Preparar el rebozado: picar el ajo, el perejil y las alcaparras (desaladas rápidamente en agua). Mezclar con el pan rallado y el queso rallado: a mi me gusta mezclar bien con las manos, incluso frotando un poco el pan con los dedos, para que la humedad (del ajo, del perejil, de las alcaparras) se distribuya bien.
    Añadir aceite de oliva e ir mezclando así, con la manos. La cantidad de aceite dependerá de la humedad de la mezcla: al final necesitamos unas migas un poco hidratadas pero que se separen.
    Probar un poco de la mezcla y ajustar de sal y pimienta negra.
  • Preparar la fuente: yo usé una redonda de unos 26 cm de diámetro.
    Untar el fondo con un poco de aceite y poner un poco de la mezcla de pan rallado. Hacer una capa de sardinas, abiertas y con los lomos hacia arriba.
  • Cubrir con un tercio del pan rallado, echar un poco de aceite de oliva y de zumo de limón y repetir con una segunda y una tercera capa de pescado, pan rallado y aceite de oliva + zumo de limón.
  • Hornear en horno caliente a 200ºC unos 15 minutos - el tiempo puede variar un poco según el grosor de las sardinas, la humedad de la mezcla de pan rallado... Pero no debería superar los 20 minutos. SI la superficie quedara demasiado pálida podemos darle 5 minutos de gratinado para dorarla.
  • El plato estará más sabroso y jugoso si reposa después de haberlo sacado del horno. Está rico también el día siguiente, del tiempo o calentado unos minutos en el horno.
¿Te ha gustado?¡Apúntate a mi newsletter para ver mucho más!